EBSCO Health

Print PageSend to a Friend
Health Library Home>Article

Instrucciones de alta para la transfusión sanguínea

Una transfusión sanguínea es el suministro de glóbulos rojos, plaquetas, o plasma a través de una línea intravenosa directamente dentro de una vena. Esta reemplaza la pérdida sanguínea a causa de trauma o cirugía. También puede administrarse si usted tiene déficits de células sanguíneas o de coagulación debido a una enfermedad o padecimiento genético. La mayoría de las transfusiones sanguíneas tardan de dos a cuatro horas, según sea la cantidad de sangre que se necesite.

Pasos a seguir

Cuidado en el hogar

Pregúntele a su médico si puede reanudar sus actividades normales.

Dieta

Retome su dieta normal.

Actividad física

En la mayoría de los casos, usted podrá reanudar sus actividades normales. Pregunte a su doctor cuándo usted será capaz de regresar a trabajar y a conducir.

Medicamentos

Si está tomando medicamentos, siga estas indicaciones generales:

  • Tome los medicamentos como se le indique. No cambie la cantidad ni el horario.
  • No deje de tomarlos sin hablar con su médico al respecto.
  • No comparta los medicamentos.
  • Conozca cuáles son los resultados y efectos secundarios. Infórmelos a su médico.
  • Algunos medicamentos pueden ser peligrosos cuando se mezclan. Hable con un médico o farmacéutico si usted está tomando más de un medicamento. Esto incluye medicamentos de venta libre y hierbas o suplementos dietéticos.
  • Planifique con anticipación sus repeticiones para que no se quede sin medicamentos.

Cambios en el estilo de vida

  • Informe a los proveedores de asistencia sanitaria que usted ha recibido una transfusión sanguínea.
    • La sangre donada se examina para detectar VIH, hepatitis A, B y C, virus linfotrópico humano de célula T (HTLV), sífilis, Virus del Nilo occidental, citomegalovirus (CMV), virus Epstein-Barr (EBV), tipo sanguíneo y anticuerpos a glóbulos rojos. Sin embargo, en casos extremadamente raros, especialmente en países que no examinan minuciosamente la sangre, usted podría contraer VIH, hepatitis B o C, o una variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (enfermedad de las vacas locas) a través de productos sanguíneos donados.
  • Antes de donar sangre, informe previamente a la enfermera que usted recibió una transfusión sanguínea y la fecha aproximada de la transfusión.

Seguimiento

El conteo de sangre, que mide los componentes sanguíneos específicos recibidos durante la transfusión, debería ser mejor. Programe una cita de seguimiento según se lo indique el médico.

Llame a su médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones

Supervise su recuperación una vez que se retire del hospital. Apenas tenga un problema, avísele al médico. Llame al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

Con la transfusión sanguínea, podrían ocurrir los siguientes efectos secundarios adversos:

  • Reacción alérgica - Los síntomas podrían incluir ansiedad, dolor en el pecho, dolor de espalda, dificultad respiratoria, fiebre, escalofríos, piel enrojecida y/o fría, taquicardia (latidos cardíacos acelerados), hipotensión o náusea.
  • Podría ocurrir fiebre en un lapso de 24 horas después de la transfusión debido a la reacción del cuerpo a la nueva sangre.
  • La sobrecarga de hierro debido a transfusión sanguínea crónica puede lesionar al corazón, el hígado y otros órganos; el hierro adicional podría eliminarse mediante un medicamento oral o inyectado.
  • Puede ocurrir lesión pulmonar en un lapso de seis horas después de la transfusión sanguínea por razones desconocidas, y tiende a ocurrir más en mujeres que en hombres.
  • La reacción hemolítica inmunitaria aguda es severa pero rara y ocurre cuando la sangre transfundida reacciona con la sangre ya existente en su cuerpo. Su sangre daña a la nueva sangre, lo cual entonces produce toxinas que pueden dañar a sus riñones.
  • La reacción hemolítica retrasada es una versión desacelerada de la reacción hemolítica inmunitaria aguda. Esta ocurre tan lento que usted podría no percibir los efectos hasta que su conteo de glóbulos rojos sea muy bajo.
  • La enfermedad injerto frente al huésped (GVHD) ocurre cuando los glóbulos blancos en la sangre donada comienzan a atacar los tejidos de su organismo. Por lo general, esto afecta solo a personas con sistemas inmunitarios debilitados. Se pueden observar síntomas aproximadamente un mes después de la transfusión y constan de fiebre, exantema y diarrea. Esto puede prevenirse si la sangre donada se trata antes de ser administrada en una transfusión.

Llame a su médico si usted percibe cualquiera de lo siguiente:

  • Nuevo exantema, urticaria o comezón
  • Inflamación en las piernas, pies, manos, brazos o rostro
  • Mareos
  • Náuseas o vómitos
  • Nuevo comienzo del dolor, especialmente en la espalda o en el pecho
  • Falta de aliento, sibiliancia
  • Signos de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, incremento del dolor, inflamación, hemorragia excesiva o secreción donde fue insertada la aguja

En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias inmediatamente.

RESOURCES:

American Red Cross
http://www.redcross.org

National Heart, Lung, and Blood Institute
US National Institutes of Health
http://www.nhlbi.nih.gov

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Red Cross
http://www.redcross.ca

Public Health Agency of Canada
http://www.phac-aspc.gc.ca

REFERENCES:

National Heart Lung and Blood Institute. The National Institutes of Health website. Available at: http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/bt/bt_whatis.html. Updated January 30, 2012. Accessed April 10, 2013.

Ultima revisión March 2015 por Marcin Chwistek, MD Last Updated: 5/1/2014